jueves, enero 11, 2007

Paisajes

Debo reconocerlo:
Vivo en un lodazal, paso horas bajo tierra desplazándome, cuando llego al Casco Antiguo de una ciudad de fábula estoy tan cansado de hacer escalas y esperar trenes que ya no veo nada, mi barrio infantil ha sido arrasado por el Ayuntamiento, mi poso íntimo de imágenes de lugar se ha borrado casi por completo, las arboledas son hoy desiertos y el litoral (MI litoral) es una broma de mal gusto.
Quedan pocas brechas: acaso mi casa... ¡si yo no tengo casa!
Pero no lo digo lamentándome, constanto un hecho. Hay que ser constructivo.
Todas las batallas están ya perdidas, luchemos por algo que exista porque los paisajes ya no existen.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal