lunes, enero 08, 2007

Transmisión de nadas

escuchando lo no eludido logras persuadir a tu palabra para que descanse de la cero actividad posándose sobre la tolerancia

ello equivale a sentir la infinita conformidad con el espíritu rugoso de la vida enfrentada con la paz del universo que se te disuelve en los ojos como la pálida lágrima endulzada con la sacarina de lo ineludible

y es que por fin flotas sin nada que hacer

1 comentarios:

A las 11:43 p. m. , Blogger LA NAUSEA ha dicho...

Siga usted en la brecha.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal